contacto
Suscribirse al boletín
INICIO GALERÍAS DIARIO TESTIMONIALES ENSEÑANZAS COMUNIDAD CONTACTO
 

Por los caminos de España

 
Fue así en Abril del 2003, que decidí visitar España por primera vez para participar en la boda de una querida amiga y pasar mi cumpleaños en esa tierra, que por largos años me resistí a conocerla, mi contacto con Europa había sido siempre bajo un enfoque centroeuropeo, mis lazos con España eran insipientes, cargados de ideología de rechazo, considerada para mi como causa raíz del atraso de América Latina, la imposición religiosa del catolicísimo, la conquista, el modelo colonial centralista, en fin, la distancia que yo veía con respecto a España ante la visión anglo y germánica me hacia tener preconceptos negativos sobre la llamada “Madre Patria” .



Digamos que la vida me condujo a descubrir un romance que estaba esperándome al otro lado del Atlántico, insospechado, sigiloso, paciente estaba aguardando a que llegara el momento preciso para aparecer.

A finales del 2002 decidí cambiar de piel, cambiar de vida, me separé de mi ex mujer y con todo el dolor de mi corazón resolví dejar la casa donde vivía con mis amadas hijas, por mucho éste fue el precio más alto que he pagado por mi elección, pero que a la vez me llevó a descubrir otros mundos, otras partes de mi, me situó por el rumbo del asombro, un cambio de observador, una nueva apertura hacia las posibilidades.



No fue casualidad que el primer viaje que yo hice en esa “nueva vida” fue justamente a España, azar o destino, no lo sé, lo único que puedo decir es que cuando llegué a Madrid algo en mi cambió, desde ese momento que tomé el metro del aeropuerto de Barajas hacia la Gran Vía, para mi fue como si recordara lo conocido, me moví como un pez en el agua, la ciudad se me hacia tan familiar, cada rincón me despertaba la sensación de un recuerdo, la atmosfera de apertura, la vida nocturna, la libertad, la cultura de esa metrópoli tenía todo que ver conmigo.

Recuerdo una vez haber caído al sueldo por estar mirando los edificios y los detalles de la arquitectura de Madrid, me tropecé ante un registro abierto y me di un tremendo golpe, sin embargo más que la arquitectura era el recuerdo, esas formas ya estaban antes en mi mente, caí al piso tal vez por el asombro del “re-encuentro”.



Fue impresionante ver que la España que yo imaginaba no tenía mucha relación con la “realidad”, en algunas cosas tan distinta a América Latina y a México en concreto, en otros aspectos algo parecida, me impresionó la infraestructura, al menos esperaba ver una distancia enorme comparándola con Alemania, y no fue tanto así, empecé a saborear algunas de las multiples caras de este país.



Mi pasos me llevaron por Toledo, Zaragoza, Granada, Córdova, Sevilla donde viví la semana santa, entre noches interminables de marcha en bares y discotecas, y las tradiciones católica de la romería, una mezcla de luz y obscuridad, me envolví en ese gesto que el andaluz tiene que por mucho es más cercano al mexicano, expresivo, bailador y fiestero.



Digamos que después de ese viaje, mi proceso de madurez como persona se aceleró, tuve con el tiempo otros contactos con España, en el 2006 Estuve en Barcelona estudiando un curso básico de coaching, disfruté mucho la ciudad, sin embargo no logré conectar con ella, había algo que no me permitía tener ese cortejo que tuve con Madrid, de hecho me preguntaba si mi identificación con Madrid era apenas una figuración temporal mía debido a algún estado de ánimo, la única forma de comprobarlo era volviendo.



En el 2011 regresé a España ahora con un objetivo mucho más ambicioso, certificarme como coach ontológico empresarial, nuevamente Madrid me abrió sus puertas, otra vez sentí esa conexión que me tocaba una parte del alma, caminé por sus calles en la zona antigua, una nostalgia me envolvía, fue como que una mano invisible me llevara a las criptas de la catedral y me subiera a la cúpula para visualizar el centro de Madrid cerca del Manzanares, las lagrimas rodaban por mis mejillas, al sentir todo eso tan cercano, descubrí que una parte de mi nunca se había ido desde la primera vez que pisé esa nación.



El romance se había mantenido fiel a mi espera, ahora lo vivía desde una calma mayor, no tanto desde las fiestas y la marcha, sino desde la simplicidad de cada plaza, callejón, desde el gesto de los rostros de las personas que se cruzaban por mi camino, lo cotidiano se volvía un motivo de conexión.



Me pregunté qué hay de Héctor que tanto ama a Madrid?, mi respuesta fue… aire de libertad, mi romance con Madrid y con España ha nacido desde ahí, mis paradigmas han cambiado, desde que me he descubierto más libre, más valiente, más amoroso.



Por otra parte me cuestioné si esto tenía que ver sólo con Madrid o había otras cosas que me ligan fuertemente a la península ibérica, gracias a Dios la vida me dio la oportunidad de descubrir que había mucho más de fondo.



Después de mi certificación como coach ontológico empresarial en Sevilla, ciudad especial para mi por su hermosura y ambiente fiestero, decidí pasar una semana en el País Vasco, inducido por una curiosidad; una rama de mi familia materna llegó hace 3 o 4 generaciones a las tierras de noreste mexicano, al actual estado de Sinaloa, una zona de México sumamente fértil y con una fuerte vocación agrícola, pero que desgraciadamente actualmente esta ensombrecida por el problema del narcotráfico.



Un grupo de vascos llegaron a esa tierra hace ya bastante tiempo: Inzunza, Gaxiola, Urtusuastegui, Leisegui, Labastida, Gastelum, justamente mis antepasados fueron estos últimos, aparentemente el apellido tuvo alteraciones sólo en México, tal como se comenta por algunas especulaciones al respecto:



Gastelum, con toda probabilidad, es un apellido vasco ("gaztelu" significa 'castillo' en vasco) tal y como ya se ha indicado con la única dificultad de esa terminación en -m de aspecto latino. Puesto que hay otros apellidos vascos con terminaciones semejantes (por ejemplo, Arzallus) cabe suponer que en alguna época, por snobismo, algunos vascos añadieron esas terminaciones a sus apellidos.



El apellido es de origen vasco, incluso existe un pueblo llamado Gaztelu, y efectivamente, en euskera significa castillo.... la m al final probablemente sea una adición de algún funcionario mexicano que, al desconocer el apellido, lo registró como lo escuchó.



http://www.gallardo8.com/apellidos/gaztelu.html





Como quiera que haya sido veo ahora, que mi raíz materna me llevó hasta ahí, y pudo decir que esto es algo interesante, dado que gran parte de mis dificultades en la vida, y de mis dolores más profundos desde mi óptica tienen su origen justamente en la relación con mi madre, toda una suerte de amores y desamores.



Fue así que llegué al País Vasco en un vuelo directo Sevilla – Bilbao, el inicio de un romance que nunca esperé, a diferencia con Madrid, en Bilbao no sentí que la conociera desde antes, fue muy distinto, Bilbao me sedujo por una energía muy especial…; me recibió nublada y en ocasiones lluviosa, un poco fría tal vez como es de repente la personalidad vasca de entrada, para de esta forma despertarme más la curiosidad por descubrirla y mirar más allá de sus capas; los días en Bilbao si eran nublados me parecían esplendorosos, me encontré con una ciudad funcional, limpia, me coqueteaba al caminarla, tocarla, me acercaba su boca para seducirme y me la retiraba de a poco, para mas desearla; me dije la única forma de descubrir tus secretos es recorriéndote …., de esa manara, me vestí con un atuendo deportivo y corrí por sus calles largas horas, por la Ría, la Gran Vía, los museos, el casco antiguo, el estadio, barrios aledaños, mi respiración acompañaba su aroma, su tesitura, cada vez cedía más a mis pasos hasta que copulamos en un mágico encuentro de ritmo, misterio y deseo.



El romance con Bilbao se generó por una necesidad de transformación en mi corazón, sin saber mucho de su pasado mi inconsciente pudo percibir que lo aparentemente imposible es posible…, una ciudad que fue por años industrial, gris, con un cierto dejo de descuido, se torno afable, luminosa, con personalidad propia, innovadora; cambió de piel tal como yo empecé a cambiar hace años, nos conectamos desde el alma, nuestro idilio fue más allá de un mero deseo carnal, tocó los laberintos profundos de la trascendencia por el camino de la auto transformación.



Bilbao cargó por años el castigo y el prejuicio de simbolizar lo diferente, lo que reclamaba para si su identidad, su raíz vasca, su derecho de auto determinarse, su lucha por la dignidad y legitimidad de ser quien es, como un símbolo entre otros que existen del país vasco; se volvió un centro neurálgico de educación, negocios, investigación, industria, cultura, en tan sólo 35 años, cruzó fronteras que pocos se atreven a llegar, fue tras sus sueños y los acarició.



Mi interés por el País Vasco creció, de Bilbao me llevé esa conexión de cambio y los ojos amorosos que me “escuchan” con el alma de mi querida amiga Isabel; de esta forma, por mi transito por la región conocí la hermosa ciudad de San Sebastián, con su nobleza y esplendor, pero digamos que esa parte no se identifica tanto conmigo, conocí el misterio de Vitoria, su catedral, ahí recibí el cariño incondicional y fraternal de mi colega Edu y de su familia, me sentí protegido, cuidado; aprendí mucho de la historia y la situación geopolítica del País Vasco, me acerqué a los pasos de aquellos vascos que llegaron a Sinaloa hace muchos años, de los cuales jamás reparé en investigar ni un poco de sus orígenes y que ahora me han guiado para recibir una lección de transformación, dignidad y Amor, que son los valores con los que hice el proyecto de legado de papá www.legadodepapa.com, nada en la vida es casualidad………



De Madrid me llevo los aires de Libertad; de Bilbao el empeño por la Trasformación, esos dos factores han hecho crecer este idilio.



Respeto profundamente a mis amigos y compañeros españoles, admiro y agradezco a mis hermanos vascos, sobretodo el permitirme conocerles y descubrir una parte de mi en ellos, agradezco a España el que me permita tener una de los romances mas seductores que jamás haya vivido con país alguno, gracias por ser y estar , abrazos desde México… el romance con España continua….



 
 

Recomendar a un amigo este artículo

 
 
     
 
 
 
   

COMENTARIOS



¿Qué esperas?
Inicia Sesión aquí para participar en los foros

 

 

Encuesta

¿ La manipulación psicológica a los menores por parte de algún conyuge, debería ser considerada como un delito ?
Si
No

Sitios de Interés

Oganización contra la alienación parental en México
http://www.alienacionparental.org/index.html
Consejos para padres divorciados (Nos divorciamos)
http://www.nosdivorciamos.com/
Creer es Crear de Santiago Pando
http://www.creerescrear.com/
Meditaciones Aida Castañeda
http://www.tuluzinterior.com/
La Puerta de Gaby Caccia
http://www.lapuertadegaby.com/
Pai Legal (Brasil)
http://www.pailegal.net/
Amor de papá (Chile)
http://www.amordepapa.org/index.htm

Barra de Videos






INICIO
I GALERIAS I DIARIO I TESTIMONIALES I ENSEÑANZAS I COMUNIDAD | CONTACTO
 

VISITANTE 00745690